Derecho de sucesiones

Qué es el derecho de sucesiones

¿Te has preguntado qué sucederá con tus bienes cuando ya no estés aquí? El derecho de sucesiones te da la respuesta.

A través del derecho de sucesiones, puedes asegurarte de que tus bienes sean legados a las personas que realmente quieres que los reciban, evitando así conflictos familiares y garantizando que se cumpla tu última voluntad.

Patrimonio

Además, esta área del derecho también puede ayudarte a planificar tu patrimonio para minimizar el impacto de impuestos y otros gastos en tus herederos. Es una herramienta esencial para asegurar la protección de tu patrimonio y garantizar que tus seres queridos reciban lo que les corresponde.

No esperes más para proteger tu legado.

Pide valoración gratuita

Los datos que proporciones serán tratados por Olmo Estudio Jurídico como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es para responder a tu consulta. Tus datos no se comunicarán a ninguna empresa. Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

No somos un despacho generalista, ni lo queremos ser

Qué podemos hacer por tí

En Olmo Estudio Jurídico podemos asesorarte y gestionar todo lo relacionado con el derecho de sucesiones, asegurándote, además, un trato personal y cercano. Te ayudamos con:

Preguntas frecuentes

El derecho de sucesiones es una rama del derecho civil que se encarga de regular la transmisión del patrimonio de una persona después de su fallecimiento.

El derecho de sucesiones es importante porque permite planificar la distribución de los bienes de una persona después de su fallecimiento y asegurar que se cumpla su última voluntad.

Cuando una persona muere sin haber otorgado testamento, la ley establece el orden sucesorio

En primer lugar, heredarán los hijos del causante y, en defecto de los mismos, los nietos del causante.
En caso de que los anteriores no existieran o renunciaran a la herencia, entonces sería heredero el cónyuge viudo o el conviviente en pareja estable superviviente
Y, por último, a falta de los anteriores, los padres del causante, y a falta de éstos, los parientes colaterales hasta el cuarto grado.

Cualquier persona mayor de edad y con capacidad legal para hacerlo puede hacer un testamento.

Voluntariedad

En primer lugar, es importante destacar que el testamento debe ser redactado de manera voluntaria. Además, es fundamental que la persona se encuentre en pleno uso de sus facultades mentales al momento de realizar el testamento.

Legalidad

Por otra parte, para asegurar la validez legal del testamento, es necesario cumplir con las formalidades establecidas por la ley. Asimismo, se deben cumplir los requisitos específicos que establece la legislación vigente en cada jurisdicción.

En resumen, el testamento debe ser hecho voluntariamente, en pleno uso de las facultades mentales y respetando las formalidades legales, para garantizar su validez y cumplimiento de los deseos del testador.

Sí, es posible hacer cambios a un testamento en cualquier momento antes de fallecer, siempre y cuando se cumplan los requisitos legales para hacerlo.

La legítima es la parte de la herencia que la ley reserva para los herederos forzosos, que son los descendientes, ascendientes y el cónyuge del fallecido.

Sí, es posible desheredar a un hijo o a un cónyuge, pero se deben cumplir ciertos requisitos legales y se deben tener razones justificadas para hacerlo.

La distribución de los bienes dependerá de las disposiciones del testamento o, en su defecto, de las leyes de sucesiones intestadas.

Las deudas hereditarias son aquellas que el fallecido ha dejado pendientes y que deben ser pagadas con los bienes de la herencia antes de que se puedan distribuir entre los herederos.

Existen principalmente dos: la sucesión testamentaria, en la cual el sucesor es designado por voluntad del causante, y la intestada, en la cual la designación del sucesor y la distribución de los bienes del fallecido se hace por ley, también denominada ab intestato.

La partición de la herencia consiste en dividir la herencia en tantas partes como herederos y legatarios existen, atribuyendo a los mismos bienes y derechos singulares que pasarán a ser de una propiedad exclusiva. La partición puede pedirla cualquiera de los coherederos.

Cómo hacer una partición

Para llevar a cabo partición de la herencia es necesario ejecutar las siguientes operaciones:
1. Inventario de los bienes y derechos del causante con expresión de sus cargas
2. Tasación de cada uno de los bienes inventariados.
3. Liquidación, en la que se calcula el haber partible, detrayendo las deudas y las cargas que disminuyen el patrimonio del valor de los bienes inventariados.
4. Adjudicación, tras la que se hace entrega a cada heredero de los títulos de propiedad relativos a los bienes que les corresponden.

La diferencia del carácter de la donación se expresa en el testamento. Si fuese colacionable se debe restar de la parte de la herencia que le corresponda percibir al heredero en un futuro. Cuando el carácter de la donación es no colacionable, ese caso el heredero la recibe, y no se verá reducida su herencia en el futuro, salvo que sea declarada inoficiosa, esto es, perjudicial para el resto de herederos por no respetar los límites establecidos por ley.

Valoramos la viabilidad de tu problema y te ofrecemos una primera opinión sin compromiso

Scroll al inicio