Derecho Concursal

Qué es el derecho concursal y de segunda oportunidad

¿Estás atravesando una situación económica difícil y no sabes cómo salir de ella? El derecho concursal y la Ley de Segunda Oportunidad pueden ser la solución.
El derecho concursal es la rama del derecho que se ocupa de la regulación de los procesos de insolvencia de las empresas y particulares. La ley de Segunda Oportunidad permite a personas físicas y autónomos cancelar sus deudas y comenzar de nuevo sin tener que renunciar a todos sus bienes. Además, el procedimiento concursal puede ayudar a empresas en dificultades a reestructurar su deuda y evitar la liquidación.

En definitiva, la Ley de Segunda Oportunidad y el derecho concursal ofrecen alternativas viables para superar las dificultades económicas y volver a empezar de cero.

Pide valoración gratuita

Los datos que proporciones serán tratados por Olmo Estudio Jurídico como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos es para responder a tu consulta. Tus datos no se comunicarán a ninguna empresa. Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

No somos un despacho generalista, ni lo queremos ser

Qué podemos hacer por tí

En Olmo Estudio Jurídico podemos asesorarte y gestionar todo lo relacionado con derecho concursal y de segunda oportunidad, asegurándote, además, un trato personal y cercano. Te ayudamos con:

Preguntas frecuentes

El derecho concursal es la rama del derecho que se ocupa de la regulación de los procesos de insolvencia de las empresas y particulares.

Se trata de un procedimiento concursal que permite a las personas físicas, autónomos y empresarios individuales, cancelar sus deudas y obtener un nuevo comienzo financiero.

Pueden acogerse a la segunda oportunidad las personas físicas, autónomos y empresarios individuales que se encuentren en situación de insolvencia.

Se requiere el cumplimiento de 3 requisitos básicos: que el deudor sea insolvente, no bastando una situación de sobreendeudamiento; haber actuado de buena fe y que el deudor tenga deudas con al menos dos acreedores diferentes (públicos o privados). Además, deben haber pasado al menos 5 años desde la última exoneración que le hubiera sido concedida al deudor.

Presentación de solicitud

Lo iniciamos mediante la presentación de una solicitud ante el juzgado competente en materia concursal.

En primer lugar, es necesario presentar una solicitud formal al juzgado, detallando los motivos y fundamentos de la petición.

Análisis

Posteriormente, se lleva a cabo un análisis exhaustivo de la situación financiera del solicitante.

Aportación de información

A continuación, es fundamental adjuntar toda la documentación relevante que respalde la solicitud, además, se deben incluir pruebas que demuestren la buena fe del solicitante y su disposición para cumplir con los requisitos del procedimiento.

Audiencia

Seguidamente, tras la revisión de la documentación, se programa una audiencia.

Inicio del procedimiento

Finalmente, una vez aceptada la solicitud, se dará inicio al procedimiento de segunda oportunidad.

La segunda oportunidad tiene como efecto principal la cancelación de las deudas del deudor y la obtención de un nuevo comienzo financiero.

Se pueden cancelar mediante la segunda oportunidad todas las deudas del deudor, salvo aquellas que estén excluidas por la legislación concursal, como los créditos públicos (límite de 10.000 euros para AEAT y TGSS)

Si se presenta un plan de pagos, no es necesaria la liquidación de los bienes del deudor (novedad introducida por la reforma de la Ley concursal). Si se opta por la liquidación, en principio, debería liquidarse todos, pero existe una corriente jurisprudencial que permite mantener la vivienda habitual cuando la carga hipotecaria es mayor que el valor de mercado.

Los contratos del deudor se mantienen en vigor durante todo el procedimiento, salvo aquellos que estén específicamente excluidos por la legislación concursal.

Podrán oponerse y hacer alegaciones, en cuyo caso, será el juez el que resuelva.

Si se diera este caso, se puede revocar el beneficio de la segunda oportunidad y se reanudará el procedimiento concursal.

Valoramos la viabilidad de tu problema y te ofrecemos una primera opinión sin compromiso

Scroll al inicio